2

La historia de un árbol

Erase una vez una tortuga parada en un camino, parecía mirar al vacío; un pequeño ratón se le acercó y miró a la misma dirección:

– ¡Oh si!, el árbol que miras parece que se caerá- expresó el ratón. al pequeño le comenzó a procupar que ocurriría con lo que rodeaba al árbol y los animales animales que vivían y dependían de él, entonces se sentó junto a la tortuga a buscar una solución.

Más tardes llega un conejo y le pregunta al ratón: -¿Que haces ahí mirando a la nada?

– ¿No te das cuenta que el gran árbol parece que caerá? Tortuga y yo estamos buscando una solución

– ¡Yo ayudaré!- dijo emocionado el conejo

Luego llegó la ardilla haciendo la misma pregunta, y también se quedó a ayudar. Al poco rato ya eran varios quienes acudieron a buscar una solución para mantener el árbol en pie, nunca consiguieron ponerse de acuerdo.

mzl.pjkaenfc.320x480-75

Al fin la tortuga se movió y el ratón le preguntó:

– ¿Qué solución encontraste Tortuga?

Tortuga sonrió y dijo: – El árbol vivirá lo que tenga que vivir, los que dependen de él buscarán otro árbol más joven y fuerte, ése es el círculo de la vida.

Sorprendido y un poco molesto el zorro pregunta: – Si esa es tu opinión ¿Qué hacias perdiendo tu tiempo mirando al árbol?

La tortuga con su singular lentitud respondió: -Yo estaba descansando de una larga caminata, sin embargo debí buscar una roca enfrente de otra cosa y no frente a un árbol viejo.

Dessi..

Advertisements
3

Sólo un consejo…

2012-03-13 07.28.59

Todo niño tiene la mente llena de color, personajes incoherentes y música; y para su buen desarrollo creativo es importante ayudarle a desarrollar y alimentar todo lo que su creatividad y curiosidad le piden, los padres debemos ser los guias de ello y olvidarnos de pensar que jugar es hacer el ridículo, que sentarse a escuchar las historias de nuestros niños es menos importante que cualquier otra cosa y que somos muy viejos para bailar y garabatear.

Algo mágico que tienen las historias es que une a padres, hermanos e hijos; no tengo nada en contra de la televisión, mucho menos en contra del internet o videojuegos, pero sí soy participe de que los padres debemos involucrarnos más en el desarrollo del niño, tanto padre como madre, ambos son de suma importancia. Sentarse a contar una historia, aunque sea muy corta crea lazos increíbles entre las personas, sin embargo no sólo se pueden leer las historias ¿Qué tal disfrasarse y jugar a una historia? Es muy divertido y sus niños lo disfrutaran, créanme…

No les de pena crear historias, háganlo, aun si no tienen hijos, es divertido, y si quieren, escribanla aqui, me encantaría compartir. Jueguen a ser piratas, princesas, caballeros o abuelitos, salten, rayen, bailen y sonrían mucho.

Feliz día a todos. Dessi

3

Para un comienzo

cuentos_de_hadas

Hace unos años atrás, una niña estaba sentada en su cuarto leyendo un libro, pensando como sería estar dentro de la historia.

-¿Qué haría yo si fuera sola por el bosque o si viera a un conejo blanco? ¿Me detendría a luchar contra molinos? ¿Me hubiera asustado al volar con Espíritus? ¡Me encantaría ser una valiente Princesa, donde todos mis súbditos son felices!

Años después la misma niña escribía pequeñas historias, historias fantásticas, historias con personas comunes, historias paralelas a su realidad, simples historias que revoloteaban en su cabeza, pensaba y escribía pero nadie las leía. Un día dejó de escribir y las historias se quedaron congeladas en el tiempo.

Entonces algo maravilloso ocurrió en su vida: dos pequeñas princesas jugando y saltando rodearon su hogar, gritando y riendo pidieron jugar, un cuento inventó la niña otra vez, y las dos princesas sonrieron a la vez. La niña se convirtió en princesa, con un caballero a su lado ahora llena de valentía, cuenta sus cuentos, juntos cuidan y protegen a las dos nuevas pequeñas princesitas.